sábado, 19 de diciembre de 2009

Felices cosas.

Pinocchio se prepara para la cuesta de enero. Yo por mí parte el día 25 me voy de viaje y vuelvo el año que viene, solo desearos a todos felices fiestas, felices comilonas, felices regalos, felices agujeros en los bolsillos y que el año que entra sea menos cruel que este. Dicen que en el 2012 es el fin de los tiempos, así que toca disfrutar los tiempos antes de que se terminen. A tope.